Everyday Stewardship

What does sacrifice look like? I think of those who serve in the Armed Forces. They have sacrificed much for my freedom and to work towards real peace in our world. I think of those in service to our Church: priests, deacons, and religious. Their lives are dedicated to prayer and good works so that the Good News might not only be preached but be seen in the love they display toward God and their fellow brothers and sisters. I think of parents who stay up long nights with sick children and then one day find themselves staying up even longer as they wait for them to return home. I think of teachers who work hard to educate the next generation of citizens with low salaries and little respect.

I can see sacrifice all around me. I think you can see it, too, if you look. However, I also see too many seeking to get ahead at the expense of others. I see those who have so much and only crave for more. I see those caught up in themselves to the point where families fall apart, friendships disappear, and people literally die from a lack of compassion. I see many who have forgotten where all their gifts in this world came from, if they even knew in the first place.

I think of all those who sacrifice and see all those who do the opposite. May our eyes see more of those who are generous. May we never focus on those who have forsaken others more than those who have given freely to others. May the witness of true sacrifice show us the way to the Father and to a world full of His love.

—Tracy Earl Welliver, MTS

La corresponsabilidad diaria

¿De qué forma se revela el sacrificio? Yo pienso en las personas que han servido en las fuerzas armadas. Ellos han sacrificado tanto para mi libertad y para llegar a una verdadera paz. Pienso en los que sirven a la Iglesia: los sacerdotes, diáconos y los religiosos. Sus vidas están dedicadas a la oración y a los trabajos bondadosos para que la Buena Nueva no solamente se extienda pero que se manifieste en el amor que ellos demuestran hacia Dios y a sus hermanos y hermanas. Pienso en los padres que se quedan despiertos por las noches con sus hijos enfermos y que ya cuando están más grandes sus hijos, se quedan despiertos por las noches esperando que lleguen a casa bien. Pienso en los maestros que trabajan duro, sin ganar mucho dinero y que no reciben el respeto que se merecen, para educar a la siguiente generación de ciudadanos.

Yo veo el sacrificio en todo mí alrededor. Yo pienso que usted también lo pueda ver si verdaderamente intenta. Sin embargo también noto que hay tanta gente que solo se preocupa por sobresalir ante los demás, sea como sea. Veo que hay gente que tiene tanto y anhelan aún más. Veo que hay gente que es tan egoísta hasta el punto de destruir a sus familias y sus amistades. Literalmente mueren por una falta de compasión. Veo que hay tanta gente que se le ha olvidado de dónde vienen todos sus tesoros, si lo sabían para comenzar.

Pienso en todos esos que viven tan sacrificados y todos los demás que son lo opuesto de ellos. Que nuestros ojos vean más de ellos que son generosos. Que no nos enfoquemos en los que han abandonado a los demás y que nos enfoquemos en los que han sacrificado tanto para los demás. Que el testigo del verdadero sacrificio nos ilumine el camino hacia nuestro Padre y el camino a una vida llena de Su amor.

—Tracy Earl Welliver, MTS