Live the Liturgy ~ Inspiration for the Week

We often associate the word “healing” with something that produces dramatic, physical results: the blind see, the crippled walk, and the deaf hear. Witnessing such miraculous events is few and far between for most. Healing happens more frequently in very ordinary ways using very ordinary means. And we can all be God’s instruments for bringing it about. Kindness, love, mercy, and compassion can go a very long way. Treating people with kindness … being inclusive and welcoming of the poor, the weak, and the powerless … listening to another’s story and pain … offering compassion and love to those who have wronged us … avoiding hurtful criticisms and watching our tongues. All can go a long way to changing and healing human hearts. There is power in love and kindness. Does this power not speak of someone greater than ourselves working in and through us?

 

VIVIR LA LITURGIA – INSPIRACIÓN DE LA SEMANA

Muchas veces, la palabra “curación” se asocia con algo que produce resultados dramáticos y físicos: el ciego puede ver, el inválido puede caminar y el sordo puede oír. Ser testigo a estos eventos milagrosos es infrecuente para muchos. La curación, en realidad, ocurre de una forma más ordinaria que esto. Y cada persona puede ser instrumento de esta curación para Dios. La bondad, el amor, la misericordia y la compasión pueden ayudar a todos: tratar a los demás con bondad; ser inclusivo e invitar a los pobres, los débiles y a los que les faltan poder; escuchar a las historias y el sufrimiento de los demás; ofrecer la compasión y el amor a los que nos han lastimado; evitar ser críticos de los demás y usar palabras que no lastiman. Todas estas acciones pueden cambiar y curar los corazones de nuestros hermanos. Hay tanto poder en el amor y la bondad. Este poder, ¿no indica que hay un poder más fuerte que nosotros que se mueve dentro de nosotros?

© Liturgical Publications